origen sistema metodo corazas


ORIGEN DEL SISTEMA
de Centros de Energía

El Sistema de Centros de Energía tiene su origen en Argentina gracias a la investigación de Susana Milderman. Bailarina, formada en teatro-danza, a raiz de un problema de artritis, empezó a investigar la relación que hay entre el movimiento expresivo del cuerpo y las emociones. Desarrolló una auténtica conexión consigo misma, creando un diálogo profundo entre cuerpo, mente y su estado emocional.
Susanna intuyó que a través de la expresión corporal podía disolver los bloqueos físicos, fué así cómo, en 1948, con el nombre de Sistema Milderman, constituye una escuela y terapia para la salud y el equilibrio psicofísico del ser humano.

En 1966, el Dr. Hugo Ardiles, alumno y discípulo de Susana Milderman, ademas de médico, psiquiatra gestáltico y músico, crea el Sistema de Centros de Energía, basado en la relación que hay entre los centros energéticos o chakras y las corazas musculares, describiendo de forma científica que el funcionamiento del ser humano es integral, tal como Susana percibió intuitivamente.

En 1986, Patricia Ríos y Alberto Fitz Patrick introducen por primera vez el sistema de Centros de Energía en España, colaborando en una nueva etapa de desarrollo de la conciencia humana a través de la formación de instructores y grupos de crecimiento personal.
Actualmente, de forma única y distinta, cual su plástica respectiva, son una gran referencia en el ámbito de la transmisión del sistema de Centros de Energía tanto en grupos de crecimiento como en terapias individuales.

 

EL SISTEMA

El Sistema de Centros de Energía es un método integral para el desarollo de la conciencia humana.
Actúa en el plano físico, energético, emocional, relacional, mental y espiritual del ser humano a través del conocimiento, transformación y expansión de la conciencia.

Basado en la Teoría de los Centros de Energía y relacionado con el concepto de “Coraza Muscular” de Wilhelm Reich, desarolla un trabajo muy profundo y consciente en cada uno de los siete centros.

Que es la Energía?

La vida es pura vibración y todo está en continuo movimiento. La Energía es vida en movimiento, es información que vibra a una cierta velocidad (Prana o energía sutil) y el Chakra es la parte energética de cada centro, energía circular de luz que regula el cuerpo físico. El Canal energético distribuye el prana (energía sutil) al fin de purificar el cuerpo, vinculando chakras y cuerpo físico.
La energía vital o prana, circula por las líneas o canales de energía pasando y acumulándose en los “chakras” que se encargan de acumular, transformar y distribuir la energía (prana) en el cuerpo.

Cada chakra influencia el cuerpo de una forma especifica a nivel físico, emocional, mental, espiritual; cada organo energético vibra con su frecuencia y gira a una determinada velocidad.
Considerado el movimiento vibratorio energético, cada chakra vibra de forma diferente, moviendo información diferente. Los chakras tienen un movimiento vibratorio desde dentro hacia fuera, difundiendo información a través de la piel y desde fuera hacia dentro, transformando la información a fin de poder integrarla. Así podemos entender cómo estos flujos energéticos de entrada y salida son parte de una red infinita de transmisión y vibración de la información.

Siete son los Centros de Energía (chakras) principales distribuidos a lo largo de la columna vertebral.
Cada Chakra comprende un grupo de órganos, una glándula endocrina y un sector muscular, coordinados por el sistema nervioso central y sistema neurovegetativo. La distribución de energía depende de estos “centros” cuyos modos de funcionar harán que predominen determinadas funciones fisiológicas y determinadas cualidades psíquicas.

Cada parte del cuerpo se relaciona con la energía de cada Centro:

Un conjunto de órganos que nos mantienen con vida.
Un sector de la columna vertebral, huesos y músculos que mueven esas partes del cuerpo.
Emociones que experimentamos a diario.
Afectos que nos ponen en relación con los que nos rodean.
Lo que guardamos en nuestro intelecto.
Lo que podemos crear con nuestra Mente Superior.
Un Aspecto Espiritual con el que se relaciona cada Centro.

El Objetivo de este trabajo es activar, expresar, tomar conciencia e integrar la energía de los centros a través del movimiento expresivo, la alineación del cuerpo, el masaje correctivo profundo y la meditación, a beneficio de nuestra salud psico-física-emocional y mental.

Me transformo y se transforma la propia vida, la red de vínculos y la relación con el mundo.

 

METODOLOGIA

Cuando nos movemos al unísono con la música (y las músicas específicas para cada Chakra), bailamos y expresamos libremente, según el ritmo y el contacto con los demás, abrimos paso a la energía, a las emociones, los sentimientos, los deseos, los recuerdos vividos, a nuestras ideas y creencias guardados en el cuerpo. Ser consciente de quién soy, en cada instante, cambia nuestra “postura” de estar en la vida y de relacionarnos con los demás.

El Movimiento Expresivo grupal (o danza circular)
Es un proceso creativo en el cual se expande la energía vital en el cuerpo y en la mente liberando los bloqueos y las tensiones musculares. Gracias a la dinámica del grupo, el individuo se encuentra con todo su ser: con su vitalidad, su fuerza, con la alegría y la expansión que produce; con su dolor, con la rabia, con la necesidad de sentirse acogido y expresarse sin juicio, con la capacidad de dar y recibir, con el cariño y la ternura, con el contacto de los demás y la necesidad de sentirse aceptado.

La Corrección Postural y la disolución de las corazas energéticas
Ayuda al individuo a descodificar los mensajes guardados en el cuerpo, ampliar su potencial creativo y expresivo, movilizando y ablandando las rigideces y trabas en el cuerpo.

El Masaje Correctivo Profundo
Es una terapia individual que interviene a un nivel muy profundo tanto físico (para disolver corazas musculares) como emocional (dónde ubicamos la emoción en el cuerpo).
Tras una previa lectura corporal de la postura y observar los bloqueos más evidentes, los cortes energéticos, las zonas que aparecen sobrecargadas o desvitalizadas, se trabaja con técnicas específicas en función de la necesidad de la persona (apertura y descarga de las líneas de energía, vitalizante, circulatorio, de estiramiento o elongación, amasado).
Se utiliza también como complemento de las sesiones de Movimiento Expresivo.
La entrega entre el paciente y el terapeuta permite la apertura a un diálogo interno profundo a nivel físico-psíquico y emocional que llevan al individuo a experimentar verdaderos cambios posturales, creando así una “nueva postura” frente al mundo y con los demás.

La meditación
Tras la activación y expresión de las energías, entramos en un estado de quietud y silencio, un estado de conciencia, que nos trae una comprensión nueva de nosotros mismos, como unidad.

 

CORAZAS

El concepto de “coraza muscular” fue introducido por W. Reich, discípulo de Freud, médico-psiquiatra y psicoanalista austriaco, definido como una “tensión muscular crónica” que compromete la musculatura profunda.

Las Corazas musculares, contienen la energía de la emoción frenada y cumplen la función de defensa para protegernos de experiencias dolorosas; aflojando las tensiones proprias de cada coraza ayudamos a liberar sus memorias… “lo que no se ha dicho o hecho, lo que no hemos podido llorar, el enfado que hemos aguantado, las ideas negativas que genera la mente, etc …”

La información o trauma que se queda trabado en el cuerpo se convierte en tensión muscular, dando así forma a nuestra “Postura Corporal” o mejor dicho, una manera de estar en la vida (actitud psico-física).

El sistema de Centros de Energía desarrolla una modalidad de trabajo específica para los distintos tipos de coraza en relación a cada centro, tanto en lo corporal-expresivo, como a través del masaje y de la lectura corporal.
Al disolver poco a poco las corazas se produce una limpieza en nuestro sistema energético, emocional y mental, y por consiguiente una sensacion de mayor libertad, apertura y gratitud.

Hay corazas “sanas” (de seguridad) con la cuales convivimos día a día que nos permiten resolver las pequeñas dificultades de la vida y corazas “patológicas” que nos protegieron en su momento en situaciones no resueltas, y tras aquel momento de gravedad quedaron grabadas en nuestro ser reproduciendo una y otra vez comportamientos inconscientes.

Las Corazas diseñan el cuerpo, dándole forma y movimiento.
Observando las Corazas del cuerpo en movimiento podremos leer cómo es la persona, su actitud en la vida, qué siente, y cómo piensa y acompañarlo a la conciencia de si mismo para ir disolviéndolas.

Podemos observar tres tipologias de corazas:

Corazas duras
Corazas blandas
Corazas rígidas.

Gracias al movimiento guiado correctivo y expresivo, el instructor, utilizando su plástica corporal, cumple la función de espejo donde se reflejan sus alumnos. Al imitar la propuesta de movimiento, cada individuo se encuentra consigo mismo en una “postura diferente” experimentando una sensación diferente y una movilización de sus corazas. Empieza así un auténtico camino hacia la libertad, la creatividad y sanación de uno mismo.